Qué pasa si se moja mi bicicleta eléctrica

Publicado en: diciembre 4, 2023

En Colombia, las temporadas de lluvia pueden presentar un desafío para todos, en especial para quienes se transportan en vehículos eléctricos como las bicicletas eléctricas. Y es en estos momentos donde surge la duda sobre qué puede pasar si las bicis se mojan. Descubre las consecuencias en este articulo y conoce además algunos consejos prácticos para mantener tu bicicleta eléctrica en las mejores condiciones, incluso bajo la lluvia.

Cuáles son las partes de la bici sensibles al agua:

Los componentes con los cuales debemos tener más cuidado cuando hablamos de bicis eléctricas y el agua, son:

  1. Batería: es uno de los componentes más sensibles. Aunque está diseñada para resistir salpicaduras, un contacto directo y prolongado con el agua puede causar cortocircuitos o corrosión en los puntos de contacto.
  2. Motor: al igual que la batería, el motor está protegido contra la humedad, pero no es inmune a los daños causados por la inmersión.

¿Qué pasa si mi bici eléctrica se moja?

Debes saber que las bicicletas eléctricas están diseñadas para resistir la lluvia y las salpicaduras de agua. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque son resistentes al agua, no son completamente impermeables. Por lo tanto, se pueden mojar, pero una exposición prolongada o sumergir las partes más sensibles de la bicicleta en agua podría causar daños. Razón por la cual te daremos algunos consejos tanto para lavar la bici como para manejar en momentos de lluvia.

¿Cómo lavar mi bici eléctrica?

Sabemos que te gustaría lavar tu bicicleta sin el riesgo de perjudicarla, por eso debes tener en cuenta que lo principal es no exponer tu bici al agua a presión. Entonces asegúrate de:

  1. Apagar la bicicleta: antes de comenzar, asegúrate de que la bicicleta esté apagada.
  2. Retira la batería: si el modelo de tu bici lo permite, retirarla antes de limpiar.
  3. Evita la alta presión: no uses mangueras o compresores de alta presión, ya que pueden forzar la entrada de agua hacia los componentes más sensibles.
  4. Realiza una limpieza suave: utiliza un trapo o cepillo suave húmedo; puedes aplicar jabón específico para bicicletas si lo deseas.
  5. Seca la bici: asegúrate de secar bien la bicicleta

También te puede interesar: ¿Puedo manejar mi patineta eléctrica cuando llueve?

Manejar bici eléctrica bajo la lluvia:

Manejar tu bicicleta eléctrica bajo la lluvia es generalmente seguro. Sin embargo, recomendamos evitar pasar por los charcos profundos, así como no permanecer o dejar la bici expuesta por un tiempo prolongado bajo la lluvia, evitando así que se acumule el agua en algunas partes como los componentes electrónicos o la pantalla.

3 tips para manejar bajo la lluvia con seguridad:

  1. Frenar con cuidado y de forma lenta: ten en cuenta que la lluvia reduce la fricción entre los neumáticos y la carretera, lo que aumenta la distancia de frenado. Por eso, es esencial frenar con más anticipación y hacerlo con calma ya que frenar en seco podría causar derrapes.
  2. Estar alerta a posibles huecos, obstáculos, charcos o calles resbalosas: nuestra visibilidad y la percepción pueden disminuir cuando llueve. Por eso recomendamos disminuir la velocidad y agudizar la vista para no pasar por baches ni zonas resbaladizas.
  3. Comprobar el estado de la bicicleta: antes de salir, siempre, asegúrate de que tu bicicleta eléctrica esté en las mejores condiciones. Esto incluye revisar la presión de los neumáticos, el estado de los frenos y las luces. Por eso debes acudir a tu servicio posventa

Consejos de mantenimiento pos-lluvia:

Después de un paseo bajo la lluvia en tu bicicleta eléctrica, es crucial hacer una revisión para proteger tu bicicleta eléctrica, no importa si es de la marca Wolf, Benelli o Starker. Aquí te ofrecemos algunos consejos esenciales:

  1. Secado: Tan pronto como regreses seca la bicicleta con un paño limpio y suave, prestando especial atención a las áreas alrededor de la batería, el motor y la pantalla.
  2. Verificación de la batería y las conexiones: Asegúrate de que la batería y todas las conexiones eléctricas estén secas antes de volver a conectar o cargar tu batería. Si crees que queda un poco de humedad, sécala cuidadosamente.
  3. Revisión de los frenos: con la lluvia se puede acumular humedad y la suciedad que podría, como con todos los vehículos, afectar la eficacia de los frenos. Asegúrate de que no hayan quedado residuos y sigue disfrutando tu bici.

Ahora que cuentas con más información, manejar una bicicleta eléctrica bajo la lluvia en Colombia no tiene por qué ser una mala experiencia. Con el cuidado adecuado y las prevenciones que tengas al manejar, puedes disfrutar de tus paseos, sin importar el clima.

Recuerda, la clave está en la preparación y el mantenimiento. Así que, la próxima que el día se vea un poco gris, sabrás exactamente cómo actuar.